DEFENSA Y ACUSACIÓN DE ERNESTO CARDENAL

Acabo de recibir una condena del Juez David Rojas por el delito de injurias hechas al ciudadano alemán Inmanuel Zerger, la cual me niego a acatar por ser notoriamente injusta e ilegal.

En primer lugar ese supuesto delito había prescrito desde hace varios años.

En segundo lugar es una sentencia política sin ninguna base jurídica, que es simplemente de una venganza de Daniel Ortega por la acogida que tuve en Paraguay durante la toma de posesión del presidente Lugo, mientras a él se le impidió llegar.

Esa sentencia es de un juez danielista, que en tiempo de la revolución fue miembro de la seguridad del estado y es el mismo que posteriormente absolvió a Bayron Jerez. Y el abogado que ha respaldado al alemán Zerger es precisamente el mismo abogado de Daniel Ortega, José Ramón Rojas Mendez.

Además yo ya había sido declarado inocente en el año 2005, en una sentencia dictada por un juez del mismo sistema danielista, porque no existía en todo el expediente ni una sola evidencia que confirmara que había cometido el delito.

Es bien conocida la persecución que desde hace varios años me ha estado haciendo el alemán Zerger y su esposa Nubia Arcia acusándome por todos los medios de todo tipo de mentiras, insultos y calumnias, en la intención de apropiarse de un hotel propiedad de la Asociación para el Desarrollo de Solentiname. Por ese motivo tuve que escribir una carta pública defendiéndome y señalando acciones ilícitas e ilegales que estas personas habían cometido.

Si me quieren echar preso –y en este sistema que hay ahora en Nicaragua todo es posible- estoy listo para ir a la cárcel.

Managua, 26 de agosto 2008.

Ernesto Cardenal
Escritores solidarios con Ernesto Cardenal envían sus comentarios:
Qué fuerte...

Valiente tu denuncia. Supongo que habrá que hacer cosas: Cardenal tiene todo el respeto del mundo. Por su poesía, por su vida. Seguimos en contacto. Gracias por mandar la información. Que es opinión
Pilar del Río, Esposa de José Saramago.

Toda mi solidaridad para Ernesto Cardenal, gran poeta, espléndidapersona, hermano mío del alma, contra esta infame condena de un juez infame al servicio de un infame gobierno. Estas infamias te elogian, Ernesto. Te abraza, desde lejos, desde cerca,
Eduardo Galeano.
Escritor uruguayo


Díle a Ortega que aquí en Chile le decimos que no se atreva a tocar a Cardenal ni con el pétalo de una dama.
Te abrazo,
ANTONIO SKARMETA / Escritor chileno.

Estimado Padre y Poeta Cardenal/
NO ESTAS SOLO/YOU ARE NOT ALONE!!!!/
Roberto Vargas / California / Activista
de Derechos Humanos de Hispanos en Estados Unidos.

--------------------------------------
Ernesto querido:

Sergio me acaba de enviar noticia de las acusaciones que quieren echar sobre ti por razones políticas. Sé bien de tu entereza (yo conozco tu alma como pocas personas) y de tu valor incondicional. Pero me apena de veras que a estas alturas de tu vida, ejemplar en todos los sentidos, tengas que pasar por estos sinsabores totalmente innecesarios. La revolución perdida, qué bien lo apuntaste. Sé que les es difícil perdonarte tu sinceridad y tu denuncia ante el mundo. Le he pedido a Sergio me diga si es útil en estos momentos escribir en tu apoyo, de manera que podamos darte un respaldo internacional. Déjame saber en qué exactamente te puedo ayudar y cómo puedo manifestar mi adhesión a tu persona. Entretanto, te bendigo y te pongo en oración. Un abrazo en la comunión de Dios, que tan bien conocemos
Luce Lopez-Baralt / Puerto Rico / Traductora de Literatura.

Querido Compañero:

Puedo imaginar la tensión que esto puede significar para usted, pero estoy segura que no te colocarán en el cárcel, por que esto provocará un movimiento de repudio a Daniel de escala nacional y internacional. Agradezco la confianza de en enviarme este email sobre este problema, y puede contar conmigo, caso pueda ayudarlo desde Brasil. Reciba un abraso y mi solidariedad
Ione Carvalho / Brasil / Escritora-.

Querido poeta Cardenal:

Quiero manifestar de antemano mi apoyo a cualquier pronunciamiento que hagan los escritores nicaragüenses para denunciar la barbarie cometida contra usted. Lo que está haciendo Daniel Ortega y Rosario Murillo es un ejemplo más de la cobardía de este gobierno que odia a los artistas y a los medios de comunicación que tienen opiniones independientes y criterio propio.
Un abrazo y la lucha continúa.
Daniel Ulloa / Poeta joven nicaragüense residente en Alemania.

--------------------------------------
Thank you for your email and the news about the case of the Nicaraguan poet Ernesto Cardenal. Looking at press reports from Nicaragua, it seems that Cardenal has been sentenced to pay a fine of around US$1,000 for defamation. The Writers in Prison Committee does not take up cases where writers are fined, but I will monitor the case to what happens if Cardenal, as he says, refuses to pay the fine. It seems unlikely that the authorities would imprison an 82-year-old former priest and cultural minister for this, but I guess one never knows! Please do keep me informed if you hear anything else about the case. All the best,
Tamsin Mitchell / PEN INTERNACIONAL

Ernesto Cardenal, el más grande de los poetas contemporáneos de Nicaragua, ha sido condenado en un viejo juicio por injurias, revivido para castigarle, porque en su reciente viaje a Paraguay, invitado a la toma de posesión del presidente Lugo, criticó a Ortega y a su esposa tal como el poeta suele hacerlo, sin tapujos. En Nicaragua los jueces dependen de la voluntad de Daniel Ortega.

Se trataba de una acusación judicial absurda contra Cardenal, llevada a los juzgados hace años por un ciudadano alemán que rentaba un hotel perteneciente a la comunidad de Solentiname, que el poeta fundó, pero en todo caso, ventilado como un asunto privado. Tan absurda vio la acusación la jueza de primera instancia, que en un raro acto de independencia la desechó, absolviendo al poeta de toda culpa.

El acusador recurrió a otro juez de categoría superior, y tres años después de hallarse archivada la causa, las órdenes llegaron prestas desde las alturas matrimoniales, y fueron cumplidas sin dilaciones.

¿Sabe el juez quién es Ernesto Cardenal? No creo que le importe. Lo único que sabe es que debe cumplir las órdenes que recibe.
Sergio Ramirez

6 comentarios:

poesía-de-alféizar dijo...

Cuánta tristeza me causa leer esta carta de Ernesto Cardenal. Es como que la dignidad hubiera sido arrinconada y con ella la libertad. Los cultores de la poesía de Ernesto Cardenal, los que admiramos a la persona Ernesto Cardenal, decimos no toquen a este hombre, santo varón, bello ejemplar humano que nos reconcilia amorosamente con la humanidad. No sea que se intente volver sobre las huellas de una iniquidad que aún pide a gritos justicia, en la fosforescencia de los huesos de un Roque Dalton y un Federico García Lorca. Solicito a los organizadores de este blog, se me integre a la lista de los poetas y escritores anti-dictadura; asimismo, solicito que este mensaje se agregue a las adhesiones que esta recibiendo el venerado maestro.
Un abrazo de xavier

Julia Ardón dijo...

Nuestra solidaridad desde Costa Rica
De corazón

Amir dijo...

Estimado Ernesto:
Desde Berlín, adonde tuve que venir a vivir luego de que el gobierno de mi país me desterrara negándome el permiso a regresar a Cuba luego de uno de mis viajes a España como escritor, le envío el apoyo de muchos escritores cubanos (de la isla y del exilio) que sentimos por Usted una admiración especial, como hombre, como intelectual y como poeta, a pesar de que tenemos una idea muy diferente sobre quienes desde hace 50 años desgobiernan mi país.

Algunos colegas, en Cuba, han sido condenados al ostracismo y a la muerte intelectual por decir, entre otras cosas, que precisamente hombres corruptos y amorales como Daniel Ortega empañan la digna historia del continente en busca de ese mundo mejor en el que todos creemos. Un mundo donde no haya totalitarismos, exclusiones y donde se respete el derecho de los demás a pensar distinto.
Sé que Dios estará con Usted y hará justicia. Nosotros ya lo estamos.
Mis abrazos desde Berlín

Amir Valle
Escritor y Periodista
www.amirvalle.com

Anónimo dijo...

La tremenda infamia es una escena de tantas, perturbadora. De manera grata recuerdo a Nariño cuando litiga por medio de una carta abierta ante la revisión del pueblo, sintiendose impelido por la ignorancia de gobernantes atrevidos, invasores y proselitistas. Nariño da confin al prologo de su traducción de derechos humanos diciendo:"...pero los tiranos aborrecen la luz y al que tiene los ojos sanos."

David dijo...

Es tremenda, es cobarde y no poco impávida la infamia gubernamental nicaraguense que parasita en la esfera de arte, poesía y claridad. "...PERO LOS TIRANOS ABORRECEN LA LUZ Y AL QUE TIENE LOS OJOS SANOS.", decía Antonio Nariño cuando por medio de una carta litigaba con tal cuestionamiento y en contra de las acusaciones que se le habían hecho por traducir los derechos del hombre.

JOSÉ MARÍA PALLAORO dijo...

Toda nuestra solidaridad desde City Bell, Argentina, al inmenso poeta y militante,
josé maría pallaoro
http://www.aromitorevista.blogspot.com